Asociación de Ciudades Hermanas A.C

CÓDIGOS DE CONDUCTA

 

Códigos Ciudades HermanasLo que sigue es la propuesta de un código de conducta básico que se personifica en los cuatro pilares de Respeto, Amistad, Hermandad y Amor, que sostienen una relación de ciudades hermanas duradera. Estos principios incrementarán nuestra capacidad de desarrollar una verdadera y responsable diplomacia ciudadana y ser un miembro de ciudades hermanas más efectivo que producirá experiencias satisfactorias dentro de las comunidades de ciudades hermanas.

1.- Creemos en el respeto y promovemos la dignidad, el valor, y lo sagrado de cada persona humana, incluyendo por su puesto a nosotros mismos.

2.- Buscamos con toda honestidad, nuestras mentes y corazones para descubrir, consentir y liberarnos de prejuicios, impulsos de egocentrismo, discriminación, opresión, violencia y opiniones no analizadas, pensadas y sin juicio.

3.- Recibimos el dialogo entre nosotros en el cual escuchamos sinceramente y hablamos honestamente en una atmosfera de libertad y respeto genuino.

4.- Honoramos las convicciones para las que la gente vive, aunque nuestra manera de percibirlas difiera.

5.- Vivimos bajo la ética de valores y normas básicas, enraizados en la naturaleza humana común, confirmados y clarificados en nuestra propia identidad espiritual, emocional e intelectual.

6.- Compartimos nuestros sueños, ideales, lo más profundos deseos, esperanzas y aspiraciones por la paz del mundo y continuamos el apoyo entre cada uno de nosotros trabajando buscando la recompensa.

7.- Juntos vamos en busca del entendimiento del espíritu humano que  nos acapara a todos y fortalece nuestra habilidad para ser ciudadanos diplomáticos  más efectivos.

8.- Mientras que honoremos y respectamos que los que separa, también nos regocijamos con lo que une.

9.- Coronamos todos nuestros esfuerzos para vivir en comunión del prójimo, inclusive sacrificando amor por los demás. Somos leales con nosotros mismos cuando buscamos el acercamiento a otros.

10.- Estamos agradecidos por nuestras bendiciones y llenos de esperanza acerca de nuestras luchas. Celebremos la vida como una familia humana donde la gente ama y toma importancia por los demás.

 

PRINCIPIOS DE INVOLUCRAMIENTO Y COMUNICACIÓN EN EL PROGRAMA DE CIUDADES HERMANAS

Los siguientes principios de involucración y comunicación son guías de colaboración entre los ciudadanos diplomáticos para establecer una relación de ciudades hermanas duradera.

1. Mira a cada persona en términos positivos. Mirando a cada persona como un potencial colaborador ayuda a ponernos al mismo nivel para mejor involucramiento con todos en verdaderas experiencias
de ciudanía diplomática.

2. Desarrolla un lenguaje común. El leguaje que usamos nos une o nos divide. Un lenguaje común basado en los cuatro pilares de respeto, amistad, hermandad y amor, nos une a todos y sostienen una relación duradera entre ciudades hermanas.

3. Construye relaciones Fuertes y leales. En relaciones personales es imposible no mencionar la importancia de la lealtad que construye puentes sobre fronteras y crea una relación de ciudades hermanas solida

4. Recuerda nuestra humanidad compartida. Es fácil olvidar que todos somos humanos con mas en común que diferencias. Conciencia común y la historia de ciudades hermanas nos dice que todos podemos trabajar por la paz y harmonía mundial y cuando nos separamos somos menos efectivos

5. Valora ambos el proceso y los resultados. El espacio entre el proceso y los resultados causa que muchas personas pierdan la esperanza en la ciudadanía diplomatica. Gente orientada en los resultados necesitan ver éxito en las acciones y gente orientada en el proceso continúan en enfocarse en modos de impulsar las acciones. Ambos son cruciales para mejorar comunidades y relaciones entre ciudades hermanas.

6. Busquen en ambos dentro y fuera de la comunidad por guía. Gente viviendo en la comunidad necesita tomar la responsabilidad de sus problemas y buscar las acciones solucionarías. Pero también necesitamos reconocer que ciudades hermanas ofrecen recursos disponible fuera de la comunidad. Todos los recursos de ciudades hermanas tienen que ser elevedados alrededor de un saludable y respetoso ambiente, y una cariñosa actitud dirigida al apoyo de autosuficiensa de la comunidad.

 

« Volver